24 abril, 2013

Bizcocho dos chocolates con queso fresco




Bizcocho con una textura diferente a la de los bizcochos clásicos...literalmente, una versión que se deshace en tu boca (y no en tu mano, porque con lo bueno que está es que ni da tiempo...).



Dificultad: Ná de ná. Sale siempre perfecto.
Tiempo de preparación aproximado: 10 minutos preparación + 50 minutos horneado
Raciones: 12-14 
Molde: yo he gastado uno circular de 23cm. de silicona.


INGREDIENTES
  • 3 huevos (a temperatura ambiente)
  • 150g. chocolate negro
  • 75g. chocolate con leche (media pastilla más o menos)
  • 100g. mantequilla
  • 250g. queso fresco
  • 80g. azúcar
  • 1 cucharadita rasa, de las de café, de extracto de vainilla
  • 100g. harina de trigo
  • 50g. maizena
  • 1/2 sobre levadura Royal
  • azúcar glass para decorar


PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 160º, posición "arriba y abajo".
  2. Derretimos el chocolate negro al baño maría. Una vez derretido lo dejamos que se enfríe unos minutos mientras preparamos el resto.
  3. Batimos el azúcar con la mantequilla unos 3 ó 4 minutos. La mantequilla la tendremos que sacar de la nevera cuando saquemos los huevos (mínimo 1 hora antes) para tenerla estilo pomada y no durísima...no vaya a ser que cuando metamos las varillas salga disparada y se nos pegue en la pared...
  4. Una vez batido añadimos el queso fresco y batimos 1 minuto más para que se mezcle bien.
  5. Ahora añadiremos 1 a 1 los huevos, es decir, que añadimos 1 y batimos, otro y batimos, y así con los 3.
  6. Seguidamente añadimos el extracto de vainilla y una chispa de sal. Removemos.
  7. Incorporamos el choco negro que teníamos derretido y mezclamos.
  8. Incorporamos las harinas y la levadura tamizadas y mezclamos suavemente con una espátula.
  9. Vais a ver lo fantástica que es la textura de este bizcocho. En este punto ya se ve súper esponjosa...
  10. Vertemos sobre el molde (si no es de silicona lo tendréis que engrasar previamente con un poco de mantequilla o aceite de girasol) y le vamos dando golpecitos para que la masa se extienda bien. Una vez hecho esto cogéis el choco con leche y lo troceais, bien a onzas o a trocitos más pequeños, y los introducís en la masa bien repartidos.
  11. ¡Y para el horno directo! donde lo tendremos 50 minutos más o menos, como siempre dependerá del horno en cuestión.
  12. Cuando lo saquemos y se enfríe, lo desmoldamos y le espolvoreamos por encima un poco de azúcar glass.

DE ESTA RECETA TE INTERESA SABER...

Congelación: Sí, unos 3 meses. Es mejor guardarlo en porciones individuales...pero bueno, una vez lo probéis no creo que os sobre mucho para congelar...Además, este bizcocho aguanta muy bien unos días sin resecarse.
Info: Que no os eche para atrás el tema del queso fresco si es que no os gusta. NO sabe a queso para nada. No es que sea yo forofa número uno del queso fresco y este bizcocho está de muerte natural...En este caso, el queso fresco es el que le da esa textura tan especial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...