09 abril, 2015

Arroz meloso con alcachofas al toque de gambas al ajillo


Esta receta es un ejemplo perfecto de que en la cocina nada se tira, todo se aprovecha.
Cuando preparéis gambas al ajillo, por favor, no tiréis ese aceite, ya que os servirá para preparar un  arroz o guiso potenciando su sabor a la máxima expresión.
Realmente esta receta surge de la improvisación, pero visto el éxito entre los comensales, ya ha pasado a ser uno de los platos básicos en mi repertorio culinario.
Probadlo que os vais a quedar de piedra...


Dificultad: "mu" baja.
Tiempo de preparación aproximado: unos 45 minutos.
Raciones: 2-4 personas.

INGREDIENTES
  • 220 g. de arroz
  • 2 ó 3 alcachofas
  • aceite sobrante de preparar las gambas al ajillo
  • 1 litro caldo de pollo y verduras
  • 100 g. tomate frito estilo casero (tipo Hida)
  • 1 cucharadita de café rasa de pimentón dulce
  • colorante alimentario
  • sal


    PREPARACIÓN
    1. Llenamos un bol con agua y el zumo de medio limón (que es donde meteremos las alcachofas ya cortadas en cuartos para que no se oxiden y así no se pongan negras).
    2. Para limpiar las alcachofas haremos lo siguiente: cortamos el tallo (pero no al ras de la base), sino dejando unos 2 ó 3 cm. Seguidamente las deshojamos hasta llegar al corazón tierno de la alcachofa, le pelamos el trozo de tallo que nos queda y cortamos las puntas con un cuchillo bien afilado. Para finalizar las cortamos por la mitad y estas mitades las volvemos a cortar en otra mitad, así ya las tenemos cortadas a cuartos. Si en el centro veis que tienen un poco de pelusilla se la quitáis. Las introducimos inmediatamente en el bol con agua y limón para que no se oxiden.
    3. En una olla baja de unos 28 cm. ponemos a calentar a fuego medio el aceite que tenemos reservado de haber preparado unas gambas al ajillo, que no llegue a cubrir toda la base de la olla pero que tengamos suficiente para sofreír las alcachofas. (Este aceite lo tendremos reservado en la nevera o incluso lo podéis tener congelado; y previa descongelación, nos viene ideal para preparar este arroz o cualquier otro guiso que tengáis en mente).
    4. Ponemos a calentar el caldo de pollo en otra olla, al que añadiremos un poco de colorante alimentario.
    5. En un colador escurrimos bien las alcachofas y las vertemos en la olla. Freímos a fuego medio unos 3 minutos y cuando las veáis que se empiezan a dorar añadís la cucharadita de pimentón, le dais una vuelta rápida e inmediatamente incorporáis el tomate. (Cuidado que si el pimentón se quema amargará, así que cuando lo echéis tenéis que tener el tomate a mano para incorporarlo inmediatamente).
    6. Dejamos cocinar un par de minutos y añadimos el arroz. Le damos unas vueltas un par de minutos e incorporamos el litro de caldo de pollo y verduras ya caliente. Removemos para repartir bien el arroz y dejamos cocinar unos 20 minutos. A mitad de cocción probáis y rectificáis de sal si es necesario.
    7. Una vez pasados los 20 minutos apagamos el fuego, tapamos la olla y dejamos que repose unos 5 minutos.
    8. Y ahora es cuando viene lo bueno...ñam, ñam...
      DE ESTA RECETA TE INTERESA SABER...

      Congelación: No.
      Info: La elección de las gambas es fundamental. No hay nada más desagradable que comprar unas gambas que sepan a amoniaco, y haberlas "haylas". En la receta de gambas al ajillo que tengo en el blog os cuento la marca que compro yo y que da unos resultados excelentes. El aceite que reservéis de las gambas lo tendréis que colar, y así ya lo tendremos listo para reservar en la nevera o bien para congelar.

        No hay comentarios:

        Publicar un comentario en la entrada

        Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...