11 abril, 2014

Bizcocho glaseado de limón con nueces



Éste es, con diferencia, uno de los mejores bizcochos de limón que he probado.
No es el típico bizcocho que sube hasta las nubes, no. Sino que es de los que quedan con un punto muy jugoso de humedad que lo convierte en algo absolutamente sublime.
Nada más le pegas el primer bocado, te envuelve un aroma a limón y a mantequilla que te hace tocar las castañuelas. Y si a eso le sumamos que, de vez en cuando, te encuentras con unos sabrosos trocitos de nuez, pues ya me quedo sin palabras.
Pues eso, ¡a probarlo todo quisqui!



Dificultad: baja, bajísima...
Tiempo de preparación aproximado: 30 minutos para preparar la masa + 30 minutos de horneado.
Raciones: 12-14

INGREDIENTES

Para el bizcocho:
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 160g. de azúcar
  • 100g. de mantequilla de calidad a temperatura ambiente (tipo pomada)
  • 1/2 sobre levadura
  • 125g. de harina repostería (1 vasito de yogurt)
  • 125g. de maizena (1 vasito de yogurt)
  • ralladura de un limón
  • zumo de un limón (menos 2 cucharadas que utilizaremos para la glasa)
  • 1 yogurt de limón (o si no tenemos pues natural, que tampoco pasa nada)
  • 1 pizca de sal
  • 1 puñado de nueces
Para el glaseado:
  • 4 cucharadas de desayuno de azúcar glass
  • 2 cucharadas de desayuno de zumo de limón


PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180ª, posición "arriba y abajo".
  2. Con las varillas eléctricas, batimos los huevos con el azúcar 2 ó 3 minutos hasta que la mezcla blanquee y doble su volumen.
  3. Añadimos la mantequilla (que tiene que estar blandita) y seguimos batiendo 1 minuto más.
  4. Incorporamos el yogurt, la pizca de sal, el zumo y la ralladura de limón. Batimos otro minuto hasta que todo se mezcle bien.
  5. Con un colador o tamiz incorporamos las harinas y la levadura tamizadas. Como ya sabéis, con esto evitamos los grumos. Mezclamos suavemente con la espátula, para que el aire que han cogido los huevos no desaparezca...que luego pasa lo que pasa y nos quejamos que los bizcochos no nos suben...
  6. Vertemos en el molde, previamente engrasado con un poco de aceite de girasol o mantequilla.
  7. En una bolsa pequeña, de las que tenemos para los bocatas o para congelar alimentos, ponemos una cucharada sopera de harina y las nueces. Agitamos para que las nueces se impregnen bien y las sacamos dándoles unos golpecitos para retirar el exceso de harina. Las vamos colocando sobre la masa y las empujamos suavemente para que no nos queden en la superficie. El tema este de pasar las nueces por harina (o cualquier otro fruto seco que gastéis) es para que no se hundan y aparezcan todas en el fondo del molde. Mola más ir encontrándotelas a diferentes alturas...
  8. Introducimos en el nivel medio del horno y horneamos 30 minutos.
  9. Sacamos, esperamos a que se entibie y desmoldamos.
  10. En un cuenco ponemos el azúcar glass y el zumo de limón y mezclamos. Tenemos que conseguir una mezcla densa. Con la ayuda de una cuchara de desayuno vamos repartiendo la glasa por todo el bizcocho.
  11. Ay señor...y ahora es cuando viene lo bueno: ¡disfrutar!

DE ESTA RECETA TE INTERESA SABER...

Congelación: Sí, hasta 3 meses.
Conservación: Envolved lo que no vayáis a consumir en papel film, así os aguantará un par de días sin resecarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...