08 diciembre, 2015

Quiche de queso de cabra y pera



Maaaaadre de dios si hace tiempo que no publico...pero vaya, los que me seguís ya sabéis que este blog tiene temporadas que va y viene, como las aguas del Guadiana, y es que como se suele decir, entre unas cosas y otras, la casa por barrer.
Pero a lo que importa, que ya estamos de vuelta y os puedo asegurar que con este recetón la espera habrá merecido la pena. 
A ver...haciendo memoria... no sé ni la de veces que me han pedido la receta de esta quiche...es preparla y salir de la boca de los comensales todas las onomatopeyas contenidas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. No es normal, de verdad, pero así es. Deberé investigar sobre los efectos de la combinación de estos ingredientes porque algunos deben disfrutar más comiéndola que poniendo en práctica los "quehaceres" de 50 sombras de Grey, Kamasutra o similar.
Así que como todo lo bueno llega en esta vida, aquí la tenéis para que la disfrutéis.


Dificultad: Para teleespectadores de "La abeja Maya".
Tiempo de preparación aproximado: l h. y 15 minutos en total.
Raciones: 10-12
Molde: desmoldable de 24 cm.

INGREDIENTES
  • 1 lámina de masa brisa (de las que venden en formato redondo)
  • 200 ml. de nata para montar (35%mg) (si es nata para cocinar tampoco pasa nada)
  • 200 ml. leche semidesnatada (si es desnatada o entera tampoco se acaba el mundo... :D)
  • 2 huevos "M" + 2 yemas extra
  • 1 rulo que queso de cabra (200g.)
  • unos trocitos de queso roquefort o bien 1 cucharada de las de desayuno de crema de queso azul
  • 3 peras conferencia medianas
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 pizca de nuez moscada
  • sal

PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 200º, en la posición "arriba y abajo".
  2. Sacamos la masa brisa de la nevera unos 20 minutos antes de desenrollarla.
  3. Pasado este tiempo la colocamos en el molde sin manipularla demasiado, simplemente dejarla caer sobre el molde, ajustarla con cuidado y con los dedos vamos apretando en los laterales para que salga el ondulado ese tan mono de los laterales de las quiches. Ojo aquí: aunque algunos fabricantes dicen que la hornees con el papel en la que va envuelta, no lo hagáis, porque no se hornea correctamente, a mi gusto queda a medio cocer. Queda mucho mejor si colocáis la masa brisa directamente sobre el molde. No hace falta engrasarlo porque no se pega.
  4. Antes de meterla en el horno recortamos un papel de los de hornear del diámetro de la base y lo colocamos encima, y sobre el papel echamos una buena cantidad de garbanzos secos intentando que cubran toda la base y llegue hasta los laterales. Aunque en el paquete diga que pinchando la masa no sube, ya os digo yo que sí, así que con este método se hornea maravillosamente bien. Además, el papel y los garbanzos los podéis reutilizar un montón de veces, así que una vez usados los guardáis en una bolsa de esas de zip junto con el papel y listo hasta la próxima.
  5. Introducimos en el nivel medio del horno y horneamos unos 10-12 minutos.
  6. Mientras pelamos las peras y las cortamos en 4 trozos (lo que viene a ser los 4 laterales), y esos trozos a su vez por la mitad, así os quedarán unas láminas alargadas no demasiado gruesas con las que cubriremos toda la base de la quiche.
  7. En en bol ponemos la nata, la leche, la cucharada de desayuno de crema de queso azul (tipo las cremas de untar de President) los 2 huevos enteros y las 2 yemas extra, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Ojo con la nuez moscada que es muy intensa, así que con un cuarto de una cucharilla de las de café será suficiente.
  8. Pasados los 10-12 minutos sacamos la masa del horno, y con cuidado de no quemarnos, retiramos el papel y los garbanzos.
  9. En la base ponemos bien repartidas las láminas de pera, y si en lugar de la crema de queso azul gastáis trocitos de roquefort, los colocáis repartidos a chispitas entre las peras. Por encima vertemos con cuidado el contenido del bol. 
  10. Para acabar, cortamos a rodajas el queso de cabra (sin quitarle la especie de corteza que lo recubre) y lo repartimos por encima, tal cual veis en la foto.
  11. Volvemos a introducir la quiche en el nivel medio del horno, al que bajaremos la temperatura a 180º y horneamos unos 35-45 minutos (como ssbéis los tiempos dependen bastante de cada horno). Cuando pinchéis en el centro y veáis que se ha cuajado es que ya está lista.
  12. Sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.
  13. Y ahora, ¡¡¡a disfrutar!!!
DE ESTA RECETA TE INTERESA SABER...

Congelación: No

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...